Menu Content/Inhalt
Home arrow Condiciones de uso
Condiciones de uso
  1. LONCHEADOS IBÉRICOS ofrece productos de primera calidad.
  2. El importe del transporte de los productos hasta el cliente corre a cargo del destinatario, y se incluirán en el total de la factura.
  3. No se aceptan devoluciones sin su factura. El embalaje original deberá estar en perfecto estado.
  4. El I.V.A. será de un 4, 10, 21 % (según corresponda) para todos los pedidos cuyo destino sea Península y Baleares.
  5. Los pagos se podrán realizar mediante transferencia bancaria.
  6. Garantías y Devoluciones:
Si no queda satisfecho de la compra realizada, tiene un plazo de 7 días, a contar desde la fecha de recepción, para ejecutar el derecho de devolución. Los gastos de envío y recogida en caso de devolución correrán siempre por cuenta del cliente.
Para realizar dicha devolución, el producto debe estar en perfectas condiciones y en su embalaje original.
Una vez que hayamos recibido la mercancía y comprobemos el estado de la misma, procederemos al reintegro de su importe mediante Transferencia Bancaria.
Si algún producto no se encuentra en las condiciones higiénico-sanitarias necesarias para ser ingerido sin riesgo para la salud, se admitirá la devolución, siempre que nos lo comunique en los 7 días siguientes a la recepción, corriendo con todos los gastos Loncheados ibéricos.
Para realizar una devolución, escríbanos un correo electrónico a la dirección: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
Nota: no habrá ningún otro motivo por el que devolver ningún producto, haciendo mención especial a que si algún jamón tiene demasiado tocino o grasa o está más seco y duro de lo habitual, no será motivo de reclamación ni de devolución, ya que son apreciaciones y gustos del cliente.
Derecho de desistimiento recogido en el artículo 40.1 de la ley 7/1996
Una vez recibida la mercancía por parte del comprador, éste tiene derecho al desistimiento en el plazo de 7 días desde dicha recepción, sin tener que pagar penalidades; lo único que tiene que pagar son los gastos de devolución del producto, y en su caso la indemnización de los desperfectos del objeto de la compra. Este derecho del comprador no es aplicable a aquellos productos que por su naturaleza no puedan ser devueltos: turismo rural, etc...
Las consecuencias del ejercicio de este derecho son que el vendedor tiene que devolver el precio pagado por el comprador; si la venta se hizo mediante tarjeta de crédito, la devolución se hará en un breve plazo; si la venta estuviera vinculada a un acuerdo de crédito, éste se resolverá.